Arte que se democratiza como la sociedad tiene que hacerlo, que deja de ser un producto exclusivo para aquellos que pueden invertir o atesorar. Arte para achicar las distancias obra-público, arte para acompañarnos en nuestra cotidianidad, para abrir nuestra experiencia a otros mundos, a otras maneras en las que podemos existir, pensar, crear, sobrevivir al desierto de lo real. Nos lleva de la mano y nos dice: la realidad que tú vives no agota todo lo que hay. Más allá están otros espacios, otras visualidades, otros modos de vivir. Nos dice que las posibilidades lejos de agotarse en el presente, en la inmediatez, en la precariedad del ahora, en el selfie pasajero, nos abren hacia futuros inesperados.

Arte que integra lo consagrado y lo emergente, diversidad de preocupaciones estéticas, recursos comunicativos y expresivos, diferentes búsquedas de sentido.
Arte para todos, arte al alcance de todos, porque todos somos artistas sin saberlo. Artistas de nuestra propia vida, que es la mejor de todas las obras de arte.
Shopping cart

Sign in

No account yet?